Navegar sobre el río de lava ardiente sin abrasar mis propios sentimientos ni ahogarme en ellos...
Posted by Frank Spoiler 12:26:00 30 comments
El reto de este mes es: No espero ni pido que alguien crea en el extraño aunque simple relato que me dispongo a escribir. Loco estaría si lo esperara, cuando mis sentidos rechazan su propia evidencia. Pero no estoy loco y sé muy bien que esto no es un sueño. - De Edgar Allan Poe, El Gato Negro.




―¡Callad hijos de la gran puta! ¡Nadie os escuchará por mucho que gritéis! Cogí la pluma de nuevo y continué escribiendo. Debía de acabar pronto los chicos me esperaban.
No espero ni pido que alguien crea en el extraño aunque simple relato que me dispongo a escribir. Loco estaría si lo esperara, cuando mis sentidos rechazan su propia evidencia. Pero no estoy loco y sé muy bien que esto no es un sueño. Seguramente no me creerán pero este que escribe esta nota está muerto. Sí, puede sonar a locura o también a una broma macabra pero, es cierto. La verdadera broma me la hicieron a mí cuando me mataron.
Pero voy a empezar desde el principio (aunque no hay mucho que contar).
Salía yo de mi casa, como cada jueves a las cinco de la mañana para ir a trabajar a la panadería cuando unos jóvenes mal encarados y en estado evidente y severo de embriaguez me pararon mientras reían y hacían escarnio y mofa de mi aspecto, digamos, poco agradecido (debo explicar que, por mala fortuna, nací con una malformación congénita, hablando en plata, y para que me entiendan mejor, llevo o calzo, chepa).
De mi rostro no les hablo, posiblemente no podría ser ni benévolo conmigo mismo pero ¿tengo yo la culpa de haber nacido con chepa y además feo? Perdón, me fui de lo esencial, la historia. Los chicos me rodearon y comenzaron a zaherirme con sus comentarios soeces e insultos mencionando incluso, al hecho en sí de por qué había nacido un monstruo así y por qué mi madre no había abortado y, al principio, lo acepté bien, (estoy acostumbrado a la mofa y a los insultos más terribles, no es que fuese lo habitual pero, solía pasarme a menudo). Pero cuando pasaron ya a la acción y comenzaron a empujarme los unos contra los otros a la vez que comenzaban a golpearme violentamente, he de reconocer que me asusté mucho. Las pocas veces que podía levantar la cabeza y mirar sus rostros descompuestos, idiotizados por la bebida (o yo que sé), me hacían sentir aterrorizado de verdad. No sé ni como pude escapar a sus golpes pero lo hice y salí corriendo torpemente, tropezando y cayendo varias veces, la suerte es que ellos, debido a su estado, tampoco estaban muy ágiles que digamos y eso me permitió esconderme en la zona más oscura de un callejón próximo y esperar unos minutos hasta verlos pasar riendo a carcajadas y vi a alguno de ellos que vomitaba asquerosamente en la esquina, a apenas unos diez metros donde yo me encontraba, atemorizado y aturdido.
Me confié muy pronto, demasiado pronto salí del callejón (aunque quizás ellos ya sabían que estaba allí e igualmente hubiesen acabado yendo a por mí o me hubieran esperado). Porque nada más asomar mi pobre asustada cabeza por la esquina cayeron todos sobre mí como buitres hambrientos y, lo que fue peor, estaban enfurecidos.
Esta vez no pude escapar y de tan cruel paliza me mataron (aunque no morí al instante, ojala y hubiera sido así). Pero no, aún tenían que hacer su última gracia, moribundo ya, abrieron una cloaca cercana y me empujaron sin miramientos al fondo.

La horrorosa muerte que me dieron las ratas no se la deseo a nadie, bueno sí… a ellos, ellos van a tener las peores de las muertes, de eso me encargaré yo.
Esta carta solo es un mero testimonio para que se sepa (cuando los mate a todos) que los maté por muy buenos motivos.


Miré entonces la enorme caja de madera pegada a la puerta donde estaban encerrados los chicos, en su interior miles de chillidos furiosos y hambrientos me pedían que les abriera la puerta, les obedecí, era ya hora, había llegado el momento de culminar mi venganza.


30 comentarios:

  1. Por dios! Se me han erizado los pelos de la nuca. Emocionante, visceral, y escatológico. Me encanta! Adoro las historias de venganza. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wowwwwww!! ¡Muchas gracias Eva, me hace muy feliz saber que te lo pareció! Saludos y buenas noches.

      Eliminar
  2. Qué horror!! Está genial escrito, por supuesto. Me encantan tus descripciones, el uso frecuente de adjetivos, cantidad de palabras que usamos muy poco y que enriquecen nuestro lenguaje. Enhorabuena. Pero el tema... buffffffffffff. Aborrezco profundamente a las ratas y me ha costado una barbaridad leerte... Pero bueno... hecho!!
    Besos Frank

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je,je,je,je,je,je,je,je (sabía, Mary, corazón celeste, que no te iba a gustar) pero me satisface que te hayas atrevido a leerlo pese a todo. Un abrazo muy grande lindísima!!

      Eliminar
  3. Nada mejor para empezar el día... una buena dosis de odio irracional, borrachera, callejón, venganza y mis amigas las ratas... Genial!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me satisface saber que cuanto menos te desperté de golpe. Ja,ja,ja,ja,ja,ja. Besos corazón y muchas gracias!

      Eliminar
  4. ¡¡Venganza!! Eso es lo que clama nuestro personaje. Claro que con esa muerte...jajjaa... Frank, siempre desbordando la imaginación. Algún día volveré a escribir algo de terror, pero después de leerte sé que me queda mucho camino por andar... y espero que no sea con los pies descalzos. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si supieras... en estos momentos de quien me vengaría muy a gusto es de los H d P de quienes nos malgobiernan y les mandaba un millón de ratas hambrientas, eso sí, antes los encerraba a todos en el parlamento y los dejaba con ellas. Ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja

      Eliminar
  5. Un relato estremecedor que nos recuerda que así vivimos hoy en día, con la violencia y discriminación como espada de Damocles sobre nuestras cabezas. Tu narrativa, siempre impecable, nos pone en la piel del personaje, vivenciando sus miedos, pero también su propósito de vengarse. Excelente, Frank!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Myriam!! La verdad es que siempre digo que la verdad acaba superando a la ficción. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Ay dios, qué crueldad de historia y qué crueldad de chicos. A veces la venganza es un plato que se sirve frío, y otras cuando ya estás muerto jajaja
    Ay dios, qué chistes más malos...
    En fin, me ha gustado mucho la historia.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, por esa razón la venganza es tan fea y estúpida, mejor dejar que se mueran solos... pero muy solos... ja,ja,ja,ja,ja. Besos y muchas gracias Gema!!

      Eliminar
  7. Yo siempre he pensado que morir quemado debe ser terrible (no en un incendio, que te asfixias) pero que te coman vivo... Gran historia y muy gótica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la verdad que no debe de ser nada agradable el morir quemado pero, el morir comido por las ratas... ufffff mejor no pensarlo. Ja,ja,ja,ja,ja. Muchas gracias Olga. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Frank felicidades, muy buena historia. Pobre hombre, pero después de lo que pasó es lógico que buscara venganza.
    Me gusto mucho, enhorabuena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana, me ha gustado que te gustara. Un abrazo.

      Eliminar
  9. No esperaba este tipo de relato tan escalofriante de tu parte, siempre que te he leído ha sido sobre el amor. Aunque me ha gustado mucho porque escribes muy bien 😊

    ResponderEliminar
  10. Solo cuando escribo poesía soy romántico amiga Claudia, cuando escribo relato soy "mu burro" ja,ja,ja,ja,ja,ja. Muchas gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Muy buena ambientación, Frank... Terrorífico y repulsivo. Y esos jóvenes malvados también tuvieron su dosis de "Justicia poética.

    Gracias, Frank.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Ricardo y lo que me gustaría es que nuestros políticos tuvieran también la suya. Ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja. Un abrazote y muchas gracias!!

      Eliminar
  12. Madre mía!!!! ajjaj uffffff....no sé qué manía tengo de leer de noche justo estos relatos jajaja.
    La próxima te dejo para el día siguiente jijiii, ¿es que sabés que escribís de una forma que me termina doliendo la panza? ajaja eso esignifica que lo hacés bien, ehhh... es un halago. Aunque pobre de mí al leerlo ajajjaj.
    Un besote, me gusta que hayan tenido su merecido esos insensibles. ¿Cuántos de esos nos rodean? Bien merecido lo tenían...
    Un abrazote Frank!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves? es que no escarmientas eh? ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja.Cierto, eran unos canallas y no se merecían otra cosa. Muchas gracias Kary. Besos.

      Eliminar
  13. Lógico que se vengara, aunque fuera ya después de muerto... Y aún me parece que ha sido venébolo... jejeje
    Otra gran historia esta que nos brindas en el juego, muchas gracias por ello (y por seguir siendo fiel al reto, jeje), aunque también te tengo un poco de rencor por el mal rato, jajajaja
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Rencor? ¡no hombre! ¿por qué? cachis en la mar, con lo bien que duermes por la noche después de pasarte a echar un ojo a mi blog... agradecido me tenías que estar por eso. Ja,ja,ja,ja,ja,ja. Muchas gracias Ramón. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Bueno. Inicio apabullante, desde luego logra captar la atención. En este caso me ha gustado que la crueldad sea correspondida como se merece.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias D. A.Galan, aunque todos sabemos que la venganza suele ser muy amarga, me alegra que te haya gustado. Saludos.

      Eliminar
  15. ¡Que historia! Me mantuvo pegado a la pantalla desde el inicio al final.
    Al final esos tipos recibieron su merecido.
    Sólo una duda, ¿qué significa "chepa"?
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  16. Pues sí, pagaron con sus míseras vidas. Muchas gracias Felipe!! (Chepa es joroba). Por aquí se dice así, sobre todo a la hora de contar chistes sobre ellos. Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Escalofríos me da solo pensar en las ratas uffff pero como dice la canción... Quien a hierro mata a hierro termina.. Felicidades!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias hermosilla, un lujo tenerte por mis letras. Besos.

      Eliminar

Lector, si entras se agradecen los comentarios, eso sí, siempre con respeto, como yo los responderé. Muchas gracias por pasar por aquí.