Navegar sobre el río de lava ardiente sin abrasar mis propios sentimientos ni ahogarme en ellos...
Posted by Frank Spoiler 11:11:00


Después de tantos años viajando en tren he adquirido algunos hábitos: siempre subo en el mismo vagón (por ahorrar unos pasos al bajar), me siento al lado de la ventanilla y siempre miro al cielo. Cada día es diferente, un lienzo que “alguien” nos prepara para que lo gocemos. 
“Miraaaa maaaami, el cielo…” Hacía rato que yo estaba absorta disfrutando de un espectáculo único, un atardecer que ha teñido el cielo desde el rojo más intenso al naranja, pasando por rosas y lilas, hasta desaparecer. Al oír a la niña, que no tendría más de 5 años, he dado un vistazo a mi alrededor. Un señor dormitaba, un chico escuchaba música con los ojos cerrados, un grupo de estudiantes hablaban de cómo les había ido el día… y la madre de la niña toqueteaba sin parar el móvil. “Sí, cariño…”, le ha contestado con voz cansada y sin levantar la vista de su agitada conversación por whasaps. 
La niña miraba por la ventanilla con sus enormes ojos negros encendidos y una sonrisa tierna en sus labios. “Ojalá no pierdas nunca tu inocencia y asombro por el enorme y hermoso lienzo que se extiende ante nosotros todos los días… Muchos ya ni levantan sus miradas quizás por miedo a perderse en su inmensidad”… un leve toque en el hombro despertó de su ensoñación a Marta Perdón señorita ¿su billete?