Navegar sobre el río de lava ardiente sin abrasar mis propios sentimientos ni ahogarme en ellos...
Posted by Frank Spoiler 11:36:00

Perdí el romanticismo en la piscina de la vida... Realmente lo ahogué entre suspiros y sollozos". Por esa razón mi cuerpo se está quejando amargamente, cada instante, de alguna manera, me lo hace saber. En eso es constante, consciente persevera en sus objetivos, lo cual me hace difícil, por no decir imposible, ignorarlo. Es cansino, además de obstinado y perseverante. De nada me sirve el explorar nuevas formas o maneras de calmarlo... ¡es insaciable! Sin embargo, no será para mí una opción tirar la toalla, lo sé, pero ¿qué he de hacer sino hacerle caso y parar?
Le hablo mucho, de veras que le hablo, en susurros, a gritos, ¡cantándole! Pero, es inútil, imposible razonar con él, no me escucha… simplemente me deja escuchar su chirrido en forma de quejido, una y otra vez... su dolor se hace persistente y hace con ello fuerza hasta que me atraviesa, como si de un estilete muy afilado se tratara, desgarrándome con fuerza e ímpetu las entrañas.
Extrañamente no siento que me produzca herida ni veo a mi cuerpo sangrar... pero la fuerza me abandona cuando siento algo frío, como metal helado, aunque parecido a una garra, desgarrarme el alma sin piedad y despedazando con ello mis entrañas. 
Hoy llega mi desazón al final del camino. Un muro de piedra, fabricado de sueños incumplidos, cierra este círculo incompleto, epíteto díscolo, declarado en rebeldía, donde una lápida lleva escrito este soneto: “Mis sueños fueron desquiciados gemidos, mi vida, tan solo un campo por sembrar”.